The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Lifestyle

Los posos del café, el nuevo combustible de los emblemáticos autobuses de Londres

Con 2.5 millones de tazas de café, la firma de tecnología bio-bean asegura que puede crear suficiente biocombustible para alimentar un autobús de Londres durante un año.

Los posos del café, el nuevo combustible de los emblemáticos autobuses de Londres

Con 2.5 millones de tazas de café, la firma de tecnología bio-bean asegura que puede crear suficiente biocombustible para alimentar un autobús de Londres durante un año. Y es que desde ayer, los emblemáticos autobuses rojos de Londres funcionan con un nuevo carburante verde compuesto, en parte, con posos del café.

Este biocarburante, que ha sido desarrollado durante cuatro años por esta empresa especializada en el medio ambiente, está formado en un 80% por diésel y en un 20% por otros carburantes de origen animal o vegetal mezclados con un líquido extraído del reciclaje de los posos de café, del que se emplearán 6.000 litros en un primer momento. «En lugar de tirar los posos al vertedero, donde se degrada y suelta metano y CO2, lo recolectamos, lo reciclamos y lo transformamos en carburante limpio», explica AFP Arthur Kay, fundador de bio-bean. «Los vertederos, que es donde terminan la mayoría de los residuos de café, representan el 22% de las emisiones de metano de Reino Unido, como resultado de la descomposición de material orgánico. El metano es un gas de efecto invernadero 28 veces más potente que el dióxido de carbono. La evaluación del ciclo de vida de bio-bean indica que el envío de café molido al bio-grano produce un 60% menos de emisiones de CO2 que el envío al vertedero», apunta la empresa emergente en su web.

Bio-bean recoge el café usado de las diferentes tiendas y cafeterías de Londres y de otras ciudades de Inglaterra y luego lo transforma en aceite en su fábrica de Cambridge. Solo en Londres se producen 200.000 toneladas de posos de café cada año, en una capital cuyos habitantes beben una media de 2,3 tazas diarias. De esta forma, asegura la compañía, las emisiones de carbono de los autobuses se reducen entre un 10 y un 15%.

Los célebres autobuses rojos efectúan más de 2.000 millones de trayectos cada año por la ciudad, con una flota de 9.300 vehículos, 2.000 de los cuales, dotados de un motor híbrido (diésel y eléctrico).

Ahora bio-bean desea seguir desarrollándose en Europa continental, como en Francia, donde se consumen 38.000 millones de tazas de café cada año. «No decimos que esto vaya a sustituir totalmente a la energía fósil de un día para el otro», admite Kay, que espera que un «emprendedor haga algo bueno a partir de los residuos de la cerveza o del té».

Los autobuses de Londres ya usaban biocombustible a partir de aceite de cocina usado. En este sentido, la agencia de transportes de Londres asegura que los autobuses liberaría un 15% menos de dióxido de carbono si funcionara exclusivamente con biocombustibles.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D