The Objective
Publicidad
Deportes

¿Cuándo estará listo el nuevo Bernabéu?

Es la pregunta que todo ‘vikingo’ se hace. Estaba previsto que las obras terminaran este verano, pero nadie contaba con los gravísimos problemas que han aparecido

¿Cuándo estará listo el nuevo Bernabéu?

Imagen de Santiago Bernabéu en obras. | Europa Press

En la primera mitad del siglo pasado se acuñó una frase genial: «Es mejor permanecer callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente». La mayoría de los estudiosos se la atribuyen al incomparable Groucho Marx. Otros dicen que fue Abraham Lincoln y, los menos, aseguran que fue pronunciada por Mark Twain. Sinceramente, me importa bien poco de quien es la autoría original. El caso es que alguien desde el Paseo de la Castellana me hizo referencia a la misma cuando le pregunté por las dos algaradas en forma de incontinencia verbal protagonizadas, la semana pasada, por una dupla de personajes tan dispar como Nasser al Khelaifi y Lilith Verstrynge.

Ambos se metieron en un jardín (el mayor que se pueda imaginar) que los dejó muy mal parados al referirse al nuevo estadio Santiago Bernabéu. La secretaria de organización de Podemos lo calificó como «un campo de fútbol construido como una especie de mamotreto que no tiene en cuenta las necesidades de los vecinos». Por su parte, el presidente del PSG aseveró que: «En España, el Estado ayuda a algunos clubs más que a nosotros. El Bernabéu es un estadio magnífico en medio de la ciudad y sin pagar nada». 

Siguiendo la línea de oraciones que pasaron a la historia, el dirigente y la política me lo ponen muy fácil: «La ignorancia es atrevida». Lo mínimo, antes de atacar frontalmente un proyecto de semejante envergadura, es estar bien documentado. Que no le estén los protagonistas de las declaraciones es preocupante, que no lo hagan sus asesores es grave. Vamos a ayudarles: Don Santiago Bernabéu había llegado a la presidencia de la entidad en 1943 y como asegura el propio Real Madrid desde su página web «puso en marcha uno de sus grandes proyectos: la construcción de un estadio a la altura de las exigencias de un deporte cada vez más popular y de un club que no paraba de crecer. Con la ayuda de los socios y aficionados a través de la compra de bonos, y con una extraordinaria visión de futuro, el club emprendió la construcción del nuevo estadio de Chamartín, que se inauguró el 14 de diciembre de 1947″.

Es fácil comprobar a través de fotografías, reportajes, libros y por supuesto Internet como era Madrid en aquella época. Por entonces el estadio estaba situado en un secarral en medio de la más absoluta nada. No es que apareciera en medio de uno de los mejores barrios de Madrid por ciencia infusa para molestar al vecindario porque sí, como piensa la indocumentada señora Verstrynge. De hecho, sucedió al revés. Fue la ciudad quien creció a pasos agigantados hasta engullir al recinto. Tampoco se lo regaló nadie al Madrid como opina el nuevo rico Al Khelaifi. Bernabéu tuvo que pedir un crédito que fue pagando poco a poco con mucho esfuerzo y con la ayuda de un madridismo volcado con su equipo.

Santiago Bernabéu
Vista general de las obras del Estadio Santiago Bernabéu, a 16 de agosto de 2021. | EP

Como dijo recientemente Florentino Pérez en la entrevista concedida a El Chiringuito: «Gracias a Santiago Bernabéu el estadio está en el mejor sitio de Madrid. Es una suerte que hemos tenido». Le honra su modestia a Florentino, pero sabe perfectamente que aquello no fue suerte, fue visión. La misma que ha tenido el actual presidente merengue para acometer la obra del que aspira a ser «el mejor estadio del mundo».

Florentino, un paso por delante

Es la pregunta que todo seguidor ‘vikingo’ se hace. Las complejas obras de remodelación comenzaron el verano de 2019 con el derribo del famoso centro comercial conocido como «la esquina del Bernabéu». Por entonces, la previsión inicial calculaba que en el presente verano de 2022 el estadio debería estar terminado. Con lo que no contaba el máximo mandatario blanco (ni nadie) es con los gravísimos problemas que aparecerían por el camino: «Empezamos las obras y vino la pandemia. Luego la guerra de Ucrania, que ha provocado dos cosas: la falta de materiales y la subida de los precios», explicaba Florentino en Mega. Con la escasez de instrumental de obra, el presidente se refiere sobre todo al acero, parte fundamental en la construcción del techo y la fachada del coliseo de Concha Espina. Aleación de la que se ha recibido una considerable partida en las últimas fechas a pesar de las dificultades.

Una vez analizadas las vicisitudes y reorganizados los plazos el club calcula que el nuevo Bernabéu «estará listo aproximadamente dentro de un año, a finales de la temporada que viene». Para ello desde el Paseo de la Castellana se han propuesto «pegar un considerable acelerón» durante el verano. Tal y como sucediera la temporada pasada, el Madrid disputará las tres primeras jornadas como visitante. Regresará a Chamartín para el cuarto partido de Liga, el 4 de septiembre frente al Real Betis. Esto supone más de 60 días con los operarios trabajando a pleno rendimiento. Ahora mismo se reparten los esfuerzos entre el techo, el césped retráctil y los nuevos vestuarios.

Teniendo en cuenta todos estos detalles y, si no median más problemas inesperados, el Real Madrid debería comenzar la temporada 2023-2024 en un campo totalmente remodelado. Un estadio cuya explotación va a correr a cargo de la empresa estadounidense Legends , reconocida especialista en multiplicar los ingresos de este tipo de recintos. El Real Madrid calcula un mínimo de 150 millones de euros de beneficio por curso. Un negocio redondo, con visión de futuro y pionero en el deporte español. Florentino,como Bernabéu en su día, va un paso por delante.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D