The Objective
Publicidad
Economía

Exempleados de BBVA demandan al banco por no pagarles el bonus anual tras ser despedidos

Los trabajadores afectados por el despido colectivo elevan la presión para recibir el bonus de 2021 tras un fallo favorable del Tribunal Supremo contra Bankinter

Exempleados de BBVA demandan al banco por no pagarles el bonus anual tras ser despedidos

BBVA afronta numerosas demandas de los empleados despedidos en el ERE por el bonus de 2021. Los trabajadores de la entidad afectados por el recorte de personal el año pasado han emprendido una carrera judicial para poder cobrar este incentivo salarial tras una condena judicial a Bankinter por el mismo motivo, según ha podido saber THE OBJECTIVE. Además, la oleada de denuncias tiene lugar después de que Caixabank cambiara de criterio y abonara los importes a todo el personal de su ERE para evitar litigios.

En principio y hasta el fallo del Tribunal Supremo sobre Bankinter, se entendía -y así lo refleja la regulación interna de los bancos- que los empleados pueden percibir el bonus siempre y cuando estén en plantilla. Sin embargo, los trabajadores de las entidades están pleiteando para que esta circunstancia cambie y, por ahora, están ganando la batalla. El Alto Tribunal determinó en abril que la cláusula de permanencia era nula, por lo que debía abonarse, cambiando así el criterio establecido.

Este giro ha provocado un aumento de las demandas de los casi 3.000 despedidos por BBVA, que reivindican su parte proporcional del bonus de 2021 y del cuatrimestre en que abandonaron la entidad. Según las fuentes consultadas por este diario, en los actos de conciliación previos a un juicio el banco no ha alcanzado ningún acuerdo, ya que no está dispuesto a abonar el dinero correspondiente. Las denuncias se están cursando de manera individualizada hasta la fecha, a diferencia de lo ocurrido en Bankinter o Caixabank, que fueron impulsadas de manera colectiva por parte de algún sindicato. Este periódico ha intentado recabar la versión de BBVA, pero fuentes oficiales del banco no han querido hacer comentarios al respecto.

Más salidas en BBVA que las del ERE

BBVA llevó a cabo los despidos entre los meses de julio y noviembre del ejercicio pasado, aunque también ejecutó otra serie de salidas ordinarias de personal en nuestro país. En concreto, abandonaron la entidad otros 1.500 empleados al margen del ERE con el fin de reducir costes operativos y mejorar la eficiencia, además de para adaptarse al nuevo entorno digital.

Todas estas salidas y la necesidad de reforzar la atención a los clientes mayores ha obligado al grupo que preside Carlos Torres a realizar nuevas contrataciones de trabajadores. Desde hace semanas BBVA busca 350 personas, que cobrarán un 74% menos que la media de su plantilla en España.

Para los empleados de los bancos el bonus es un porcentaje importante de su salario. También para los de BBVA. Las entidades adaptan cada ejercicio los objetivos para su desembolso. Así, por ejemplo, Caixabank ha cambiado las bases para la distribución de la retribución variable para su plantilla correspondiente a 2022. Ha elevado del 2% al 15% la parte que depende de la satisfacción de los clientes.

El cobro del bonus se hace en los momentos actuales todavía más importante, debido a la pérdida de poder adquisitivo de los españoles por la escalada desbocada de la inflación. En junio el IPC sobrepasó la barrera del 10%. En estas circunstancias, los empleados de los bancos están reclamando subidas de sueldo que compensen la remontada de los precios. Las patronales han abierto una mesa sectorial para ver hasta dónde pueden llegar y poder incrementar las remuneraciones.

Las peticiones de los sindicatos se basan en acordar partidas extraordinarias y elevaciones en los complementos salariales, como un alza en los gastos de kilometraje ante la subida de los carburantes en los últimos meses tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Pero las reivindicaciones de los representantes de los trabajadores del sistema financiero van más allá y están solicitando que los empleados puedan cambiar sus hipotecas variables a tipos fijos ante la subida imparable del euribor, como consecuencia del cambio de política monetaria del BCE para contener la inflación.

El organismo comunitario llevará a cabo este mismo mes una subida del precio oficial del dinero y en septiembre, previsiblemente, intensificará el alza de los tipos, con el fin de contener la inflación y evitar una temida recesión prolongada en el Viejo Continente. Una caída del PIB que ya contempla la institución con sede en Fráncfort para 2023.

La recesión en Estados Unidos es cada vez más visible y los expertos apuntan a que se producirá antes incluso de que termine el año. Distintos bancos de inversión consideran que las probabilidades son más del 50% debido al aumento del IPC y los efectos de la guerra de Ucrania.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Querido usuario,

Te pedimos disculpas, pero en las próximas horas nuestro sistema estará en mantenimiento. A partir del 14 de agosto tendrás nuevamente acceso a tu cuenta.

Estamos trabajando en mejorar tu experiencia de usuario, te esperamos de vuelta.

L M M J V S D