The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

El ganadero de ERC que responde a Garzón: «En España no hay macrogranjas»

El representante del sector porcino en España y Europa de la COAG pide al ministro que «se preocupe más de los alimentos que vienen de terceros países»

El ganadero de ERC que responde a Garzón: «En España no hay macrogranjas»

El ganadero Jaume Bernis.|JARC

El municipio de Alcarràs, a unos siete kilómetros de Lérida capital, es uno de los epicentros de Europa de la ganadería porcina. Ahí se halla el censo de cerdos más alto del continente, con 250.000 cerdos y lechones, y 45.000 terneros. En este pueblo catalán también reside Jaume Bernis, agricultor y ganadero desde hace más de 40 años y que tomó las riendas de la granja de su padre, a quien ayudaba desde que era un chaval. «Las palabras de Garzón fueron muy desafortunadas, porque ponen en cuestión la calidad de la carne y el trabajo de los ganaderos, que estamos cumpliendo con la normativa y exigencia de calidad alimentaria que se marca desde Europa», explica a instancias de THE OBJECTIVE. 

Bernis es también el representante del sector porcino en España y Europa de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), y militante de ERC. Llegó incluso a ser concejal en el ayuntamiento que ahora gobierna Junts per Catalunya, pero no quiere mezclar política y trabajo. Asegura que en ERC, «como en todas las familias», hay distintas visiones del sector, pero da la cara por todos los ganaderos del país que constantemente se adaptan a los nuevos estándares de bienestar animal y de calidad alimentaria comunitarios: «La Comisión Europea está marcando una estrategia para mejorar en el tema de los nitratos y de las emisiones, y los ganaderos estamos continuamente adecuando nuestras explotaciones a ello». 

Este ganadero catalán también niega que en España haya «macrogranjas» en el sector porcino y recurre al Real Decreto 306/2020 del Gobierno, aprobado en febrero de 2020, donde se recogen las capacidades máximas que pueden tener las instalaciones de porcino. «Se ha tergiversado la palabra macrogranja. Esta palabra la usamos desde COAG para oponernos a un proyecto en Noviercas, en la provincia de Soria, donde querían poner una granja con 20.000 vacas». Actualmente, una de las instalaciones con mayores dimensiones de esta especie se encuentra en Caparroso, en Navarra, con 6.000 ejemplares. En ningún caso existen granjas de leche que se puedan comparar con las de Estados Unidos, que tienen 20.000 o 50.000 vacas.

Jaume Bernis en su granja de Lérida

Como informó este medio, algunas regiones usan el concepto para nombrar a instalaciones que superan los 400 animales, pero otras lo hacen cuando alcanzan los 2.000. No hay un criterio unificado y desde el sector consideran que el uso del término responde a intereses políticos por la cercanía de elecciones en Castilla y León. «La UE deja claro que cada animal, en función de su tamaño y peso, necesita unos metros cuadrados», remarca. Este parámetro, en las granjas españolas, se cumplen.

Una granja familiar

La granja de Bernis empezó con 300 marranos, y ahora tiene 1.200 cerdas madres. «En el Real Decreto una granja de este tipo puede llegar a las 2.800 cerdas», afirma para ilustrar cómo a su juicio no tiene sentido hablar de «macrogranjas». 

Por esta razón, considera tan nocivas las palabras de Garzón: «Le diría que se informe antes que hablar», y «que se preocupe más de los alimentos que vienen de terceros países, de fuera de la Unión Europea, ya que es ministro de Consumo, porque muchas de las importaciones no cumplen con las exigencias que Bruselas nos hace cumplir a nosotros». 

Bernis tiene ahora 58 años, se considera «ganadero hasta la médula«, ya que ha «mamado desde niño» lo que era trabajar en la granja. Su mujer lleva la contabilidad de esta empresa familiar, que tiene cinco trabajadoras. Sus dos hijas, de 24 y 23 años, en cambio, han optado por la medicina, y dejar de lado el duro trabajo de la ganadería. 

Ganadería integradora

Este ganadero lleva diez años como responsable del sector porcino en JARC (la Asociació de Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya) y cinco en COAG. Su granja está adherida en una integradora, que dice que es el modelo que permite la supervivencia de muchos ganaderos del sector. «Este modelo tan singular es el que ha hecho crecer el sector porcino y de avícola, sostiene Bernis. 

Si en países como Francia o Alemania predomina más el modelo individual o la cooperativa, en España se ha impuesto el de las grandes integradoras que se hacen cargo de los animales, medicamentos, veterinarios, etc. mientras que el granjero aporta las instalaciones y «el trabajo diario»

Asegura que la inmensa mayoría de granjas de porcino que han cerrado es por «falta de relevo generacional» o por no cumplir las condiciones exigidas por la Unión Europea. Entre el 75 y 80% de granjas que hay en España son de integración, un 10% de cooperativas y entre un 5 y 10% de individuales, según sus cálculos.

Planta de compostaje

El término municipal de Alcarràs cuenta con 12.500 hectáreas, todas son de regadío. Se trata de la zona de Cataluña con mayor actividad económica vinculada a la ganadería. Una de las grandes inversiones recientes que se han realizado gracias a la labor conjunta de los ganaderos de bovino y porcino es la planta de compostaje. «Gestionamos los purines y estiércoles para obtener un fertilizante orgánico 100% para usar en nuestras tierras», abunda Bernis. Unas 30.000 toneladas al año.

En este sentido, Bernis insta a las administraciones públicas a que «reconozcan el trabajo e inversiones de los ganaderos y ganaderas» en bienestar animal, control de las emisiones y la gestión de deyecciones ganaderas. Trabajo que realizan desde hace años por una «sostenibilidad del medio ambiente». «Deben de estar al lado de los ganaderos y campesinos, del sector primario, que es quien genera alimentos para los ciudadanos». 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D