The Objective
Publicidad
Gente

Charlene de Mónaco, más cerca de poner fin a su (supuesto) ingreso por motivos de salud

El príncipe Alberto se muestra más esperanzador que nunca sobre el estado de la madre de sus hijos

Charlene de Mónaco, más cerca de poner fin a su (supuesto) ingreso por motivos de salud

Gtres

El paradero y la salud de Charlene de Mónaco son todo un misterio. La princesa se encuentra, en teoría, ingresada en una exclusiva clínica de Zúrich para recuperarse de problemas que no han sido especificados.

La mujer del príncipe Alberto estaría en este lugar desde el pasado 18 de noviembre. Diez días antes del ingreso, Charlene regresó a Mónaco muy tocada tras haber estado seis meses en Sudáfrica, donde se sometió a tres operaciones debido a una grave infección de oídos, nariz y garganta. Todo eso la dejó tan tocada que al regresar habría tenido que ingresar en una clínica.

Desde entonces, apenas se ha sabido nada de la princesa y todo han sido rumores. Hace meses que no se la ve, pero su estado de salud, según el último parte sanitario, es «alentador», y además se ha dicho esta semana que regresará «muy pronto» al Principado.

«Charlene está mucho mejor y espero que regrese al Principado muy pronto»

Esta semana, el príncipe Alberto ha hablado ha dado la última hora sobre la evolución de su mujer, y se ha mostrado muy esperanzado con la pronta posible vuelta de la princesa: «Charlene está mucho mejor y espero que regrese al Principado muy pronto».

Unas declaraciones esperanzadoras y que se suman al comunicado que emitió a finales de enero el Principado, en el que se explicaba que la princesa no iba a poder celebrar la festividad de Santa Devota, patrona de Mónaco, en el Palacio Grimaldi.

«La convalecencia de Su Alteza Real la Princesa Charlène continúa de manera satisfactoria y muy alentadora. Su recuperación, así como el seguimiento de sus cuidados bucodentales aún necesitan de varias semanas, por lo que la princesa lamentablemente no podrá asistir este año a las festividades de Santa Devota», comenzaba el comunicado.

«Ella está, junto a su esposo, su Alteza Real el príncipe Alberto II, muy unida a todos los monegascos y residentes con motivo de estas celebraciones. Tan pronto como su salud lo permita, la Princesa volverá a compartir momentos de felicidad con ellos. Durante este período, la pareja real pide que su vida privada y la de sus hijos sigan siendo respetados», finalizaba.

Curiosamente, fue en Santa Devota del pasado año cuando Charlene hizo su último acto oficial. Tras ello, viajó a Sudáfrica y después ya se complicó todo.

charlene monaco 1

«Una profunda fatiga»

Su marido, Alberto, se refirió al estado de salud de su mujer también en enero: «Cuando regresó, ella misma era consciente de que su estado de profunda fatiga no le permitiría cumplir con sus obligaciones, y que tenía que buscar ayuda».

Según los medios locales, el príncipe y los hijos de la pareja, Jacques y Gabriella, viajaron a ver a Charlene el pasado 23 de diciembre a Suiza, a la clínica donde se supone que está. Esta reunión se habría repetido el 2 de enero. Un reencuentro calificado de «terapéutico», debido a que la familia es uno de los pilares fundamentales dentro de la recuperación emocional de la paciente.

Charlene recibió la visita de su marido y sus hijos el 23 de diciembre y el 2 de enero (Gtres)
Charlene recibió la visita de su marido y sus hijos el 23 de diciembre y el 2 de enero (Gtres)

La clínica en la supuestamente está Charlene de Mónaco

Según publicó el diario alemán Bild, Charlene se encuentra ingresada en el exclusivo centro Paracelsus Recovery. Una clínica en Suiza especializada en salud mental que ofrece tratamientos para superar adicciones, así como contra la depresión, la ansiedad y los trastornos alimenticios, entre otras dolencias.

Se trata de un lugar que garantiza la privacidad de sus pacientes, quienes pagan entre 50.000 y 300.000 euros por tratamiento. Además, la clínica sólo acepta 20 pacientes al año, algo fundamental para garantizar los mejores resultados.

Como no podía ser de otra forma, la clínica es una especie resort de lujo, pues cuenta con alojamiento de cinco estrellas para los pacientes que lo requieran. Con vistas a las montañas suizas, las viviendas están formadas por áticos de 250 metros cuadrados, suite con baño completo, un segundo dormitorio, cocina y sala para la terapia.

La clínica bien podría ser un resort de lujo (paracelsus-recovery.com)
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D