The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

EEUU

Purdue Pharma se declara en quiebra para pagar la crisis de opioides

Foto: Keith Srakocic | AP

Purdue Pharma se ha declarado en bancarrota en un acuerdo de conciliación que espera que proporcione más de 10.000 millones de dólares (9.000 mil millones de euros) para hacer frente a la crisis de los opiáceos, ha dicho la compañía en una declaración el domingo.

El gigante farmacéutico cuyo analgésico recetado OxyContin ha sido el responsable en gran parte de la epidemia de adicción a los opiáceos en Estados Unidos, se enfrenta a miles de demandas estatales y federales.

El presidente de Purdue, Steve Miller, ha dicho que las propuestas “proporcionarán miles de millones de dólares y recursos críticos a las comunidades de todo el país que tratan de hacer frente a la crisis de los opiáceos”.

La compañía ha señalado que había presentado una solicitud de reorganización bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos y que la junta directiva de una nueva compañía sería seleccionada por los reclamantes y aprobada por el Tribunal de Quiebras. De esta forma, Miller ha recalcado que la reestructuración evitará “desperdiciar cientos de millones de dólares”.

Los casos contra Purdue buscan abordar las deudas de los estadounidenses que se hunden en la adicción después de usar potentes analgésicos opiáceos que los médicos prescribieron libremente, y a menudo de manera criminal, durante las últimas dos décadas.

Más de 400.000 personas han muerto por sobredosis de opioides en ese período, mientras que las compañías farmacéuticas involucradas obtuvieron miles de millones de dólares en ganancias. Y aunque la avalancha de opioides recetados en el mercado negro se ha reducido, los adictos se han pasado a la heroína en gran medida, donde el riesgo de sobredosis y muerte es aún mayor.

En 2017, 47.000 personas murieron en los Estados Unidos como resultado de una sobredosis de opioides, incluyendo medicamentos recetados, heroína y fentanilo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Como parte del acuerdo, Purdue dice que potencialmente proporcionará a las comunidades millones de medicamentos para el tratamiento de la adicción, sin costo o a bajo costo, para ayudar a enfrentar la crisis. “Purdue ha recibido la designación rápida de la FDA para el clorhidrato de nalmefeno, un tratamiento muy necesario que tiene el potencial de revertir las sobredosis de poderosos opiáceos sintéticos como el fentanilo”, ha dicho la compañía en su declaración.

El desarrollo de un producto nasal de naloxona, que puede venderse sin receta médica, es otro medicamento para la reversión de la adicción que la compañía recientemente reestructurada podría seguir apoyando.

Además de renunciar al control de Purdue, el acuerdo también permitirá que la familia Sackler contribuya personalmente con 3.000 millones de dólares (2.000 millones de euros), con la posibilidad de nuevas contribuciones monetarias. Forbes estima que la riqueza de la familia Sackler es de 13.000 millones de dólares, pero su reputación internacional se ha visto afectada en los últimos meses tras las manifestaciones contra su papel en la crisis de los opiáceos.

El Museo Guggenheim de Nueva York, el Museo Metropolitano de Arte y la Tate Modern de Londres han dicho que dejarían de aceptar donaciones de la familia, y el Museo del Louvre de París recientemente eliminó el nombre Sackler de su Ala Sackler de Antigüedades Orientales.