Un osezno polar de menos de un mes muere súbitamente en Berlín

Mundo ethos

Un osezno polar de menos de un mes muere súbitamente en Berlín
Foto: Franka Bruns

El osezno polar nacido en un zoológico de Berlín ha fallecido súbitamente este martes al cumplir 26 días de vida, convirtiéndose en la segunda defunción de este tipo en un año en la capital alemana. En marzo de 2017 murió otro cachorro en el mismo parque.

«Sabemos que la mortalidad entre los oseznos es muy alta en las primeras semanas de vida, pero esto nos ha deprimido y puesto muy tristes», ha declarado Florian Sicks, cuidador de los osos polares en el Tierpark, ubicado en el este de la ciudad.

Tonja, su madre de ocho años de edad, ha cuidado de manera «ejemplar» a su bebé, quien aún gozaba de buena salud y era amamantado el día de Año Nuevo, ha señalado el zoológico en un comunicado.

Sin embargo, el cachorro, que aún no tenía nombre, ha sido hallado muerto cuando el personal inspeccionaba las cámaras de vigilancia en el recinto de los osos esta mañana.Científicos del Instituto Leibniz para la investigación zoológica y de la fauna salvaje (IZW) le realizarán una autopsia para determinar la causa exacta de su muerte. Ésta es la segunda ocurrida en menos de un año en el Tierpark, donde en marzo pasado murió Fritz, un cachorro de cuatro meses, a causa de una hepatitis.

Los berlineses también recibieron con entusiasmo a Fritz, el primer oso polar nacido en este zoo de Berlín en los últimos 22 años. Muchos esperaban que el animal ocupara en el corazón de los alemanes el lugar de Knut, el oso polar adorado por todos, que había nacido en 2006 y que tuvo que ser criado por guardianes de un zoológico al haber sido rechazado por su madre.

La fama a nivel internacional de Knut dio lugar al ingreso de millones de euros provenientes de las entradas compradas por los visitantes del zoo y todos los artículos de marketing que inspiró hasta su temprana muerte en 2011, informa AFP.