The Objective
Publicidad
Economía

La banca española se resiste a pagar por los depósitos pese a las subidas en Europa

Las entidades de nuestro país se desmarcan del sector en el resto de Europa y mantienen los intereses que abonan por el ahorro a pesar de la subida del euribor

La banca española se resiste a pagar por los depósitos pese a las subidas en Europa

Símbolo del euro a las puertas del BCE | Europa Press

La banca española se desmarca de la tónica general del sector en el resto de Europa y mantiene su política de no pagar intereses a los clientes por los depósitos a pesar de la subida espectacular del euribor, que este viernes superó en tasa diaria el 2,5%. Lo que sí han hecho de manera inmediata, como en el conjunto del sistema continental, es encarecer los créditos, trasladando así el mayor coste de financiación a los usuarios.

Tan solo pequeñas entidades y el Sabadell han movido sus fichas para captar nuevos usuarios, abonando en el mejor de los casos un 2% a 12 meses por las imposiciones a plazo. Fuentes bancarias consultadas por THE OBJECTIVE sostienen que en los próximos meses los principales grupos tendrán que llevar a cabo cambios en su política comercial y empezar a abonar por el dinero, aunque no necesiten atraer ahorro por la abundante liquidez con la que cuentan para operar. Eso sí, por el momento, se descarta que los intereses sean muy atractivos.

«La mayoría de la banca de la zona euro han comenzado a incrementar la remuneración por los depósitos», según sostiene el BCE en su último informe mensual. Pero en España este incremento se limita a EBN, Renault Bank, Pibank, además del Sabadell. A partir de noviembre ING abonará un 0,3% por su cuenta de ahorro, a la que además va a quitar la comisión de 10 euros mensuales para saldos por encima de los 30.000 euros.

El BCE ya ha llamado la atención a la banca de nuestro país y ha afeado su postura. Su vicepresidente Luis de Guindos aseguró a mediados de mes que la subida de tipos por parte del BCE debería trasladarse tanto a los créditos como a los depósitos. Y matizó que debería ser «relativamente rápido» este proceso. Guindos, de manera explícita, animó a los clientes a acudir a las entidades a reclamar por ello. «Si ustedes son ahorradores, yo me iría lógicamente al banco a pedir remuneración por una cuenta corriente o un depósito a plazo», indicó el número dos del organismo monetario.

La banca paga un 0,09% de media por el nuevo dinero

La media de los intereses que ofrecen los bancos por las nuevas operaciones de depósitos se reducen en España al 0,09%. Un interés que se reduce al 0,04% en los saldos antiguos y al 0,02% en las imposiciones hasta un año de vencimiento, que son los más habituales.

La banca española, por contra han encarecido ya los préstamos que venden. Las hipotecas se han encarecido ya un 27% desde que estalló la invasión de Ucrania por parte de Rusia, momento en el que el euribor comenzó dejar atrás el terreno negativo y a escalar posiciones de manera rápida ante las esperadas subidas del precio oficial del dinero. Unas subidas que se han adelantado y acrecentado sobre lo previsto con el fin de contener la inflación. El BCE ha elevado los tipos hasta el 1,25% y prevé realizar nuevos aumentos.

En unas jornadas ante inversores el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, aseguró hace unos días que estas tasas no están tan altas como para que la banca pague por los depósitos, dando a entender que la entidad se mantendrá en sus trece de no remunerar por el ahorro. Su postura es clave para el sector, ya que cuenta con una cuota en este segmento cercana al 25%. Gortázar indicó en el mismo acto que la estrategia que seguirá su grupo será la de intentar que sus clientes inviertan en productos de valor añadido, como fondos o planes de pensiones.

Con la negativa a retribuir el dinero de los ciudadanos, la banca lo que pretende es garantizarse por completo la mejora de los ingresos adicionales que obtendrá por el alza del euribor. Una facturación que mejorará en unos 12.500 millones en dos años, aunque 3.000 irán destinados a abonar el impuesto especial lanzado por el Gobierno contra el sector para arrimar el hombre en la crisis, precisamente, por esta mejoría de los márgenes operativos.

Hay que tener en cuenta que las familias españolas han incrementado sustancialmente el ahorro que tienen desde que estalló la pandemia y que el dinero que tienen en las cuentas de la banca roza el billón de euros. De hecho, toda esta cantidad de recursos será fundamental para paliar las consecuencias de la temida recesión que se avecina. Pero que por norma general seguirá sin aportar rendimientos.

Tanto la banca como el BCE y el Gobierno destacan que el mayor volumen de fondos disponibles por parte de los españoles permitirá que las consecuencias de la crisis vayan a ser de un calado menor a la de otros momentos de dificultad. Esto ayudará a pagar la carestía de los préstamos y contendrá el alza de la morosidad.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D