The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El uso excesivo de antibióticos aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de estómago

The Objective
Última actualización: 14 Dic 2018, 9:24 pm CEST
Foto: Martin Mejia | AP Images

La ingesta excesiva de antibióticos incrementa las probabilidades de padecer cáncer de estómago,  según ha revelado un estudio publicado en el diario médico The Gut.  Los investigadores mantienen que estos medicamentos ayudan a la formación de pólipos en el colon, signo previo a este tipo de cáncer.

El hallazgo apoya la creciente teoría sobre la importancia de las bacterias estomacales en el desarrollo del cáncer. Los antibióticos son medicamentos que matan las bacteria normales y ayudan al crecimiento vertiginoso de bacterias anómalas en la flora intestinal. La investigación se ha realizado mediando un seguimiento exhaustivo de 120.000 enfermeras, entre los 30 y los 55 años, que habían participado en otro estudio en 1976.

Los científicos descubrieron que entre 2004 y 2010 se diagnosticaron 1.194 casos de bacterias anómalas en el colon y el recto. Las enfermeras de entre 20 y 39 años que habían tomado antibióticos durante dos o más meses tenían un 36% más de probabilidades de desarrollar un adenoma o pólipo, en comparación con aquellas de la misma edad que no habían tomado antibióticos durante el mismo periodo de tiempo.

De manera similar, las mujeres de 40 a 50 años que habían ingerido estos medicamentos durante 15 días o más tenían un 69% más de probabilidades de ser diagnosticadas con un adenoma.

En todo el espectro de edades entre los 20 y los 60 años, las enfermeras tenían un 73% de posibilidades de tener pólipos en el estómago tras tomar medicación durante 15 días o más.

Si bien no todos los pólipos derivan en cáncer, cuantos más pólipos haya en el estómago, más posibilidades hay de padecer la enfermedad. Por ello, “el mensaje del estudio es que el uso de antibióticos se debe de tomar en serio y no deben ingerirse estos medicamento por un un simple resfriado”, tal como explica el director de la fundación de Cáncer de Estómago de Australia, Graham Newstead.