The Objective
Publicidad
España

El Govern defiende sus polémicas compras de mascarillas: se siguió «el marco legal»

La transacción ya estuvo bajo la lupa de la Oficina Antifraude de Cataluña, un ente independiente del Ejecutivo autonómico, por la falta de «cobertura legal»

El Govern defiende sus polémicas compras de mascarillas: se siguió «el marco legal»

El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, y la portavoz del Govern Patrícia Plaja, comparecen en rueda de prensa tras el Consell Executiu. | David Zorrakino (EP)

El Ejecutivo catalán tiene claro que, a pesar del enorme sobrecoste que supusieron ciertas compras de mascarillas en la primera fase de la pandemia de coronavirus, ellos no tienen nada que reprocharse. La portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja, ha asegurado este martes que la compra de mascarillas en plena pandemia de coronavirus en 2020 por parte del Govern se hizo «adaptándose al marco legal vigente» y en el marco de «una situación crítica de país».

Una forma de volver a salir al paso de las críticas recibidas por supuestamente favorecer a un empresario con muchos vínculos con la Generalitat en la compra de mascarillas, a pesar de que el coste era especialmente elevado. En concreto, según adelantó El Confidencial y ha podido confirmar THE OBJECTIVE, el empresario que intermedió para hacer llegar mascarillas a Cataluña al inicio de la pandemia, Roger Parellada, se lucró con esta operación, una vez que la Generalitat la desbloqueó, después de que éste hablase con Carola Miró, la esposa del entonces presidente catalán, Quim Torra.

Unas gestiones de enlace de Carola Miró que el propio Quim Torra reconoció en su libro Les hores greus, donde el expresidente también reveló que llamó dos veces a Pere Aragonès, entonces vicepresidente de Economía, para que solucionase esta cuestión.

El 19 marzo de 2020, en el momento más crítico de la pandemia de la covid, en el que urgía conseguir material de protección ante la competencia internacional, la Generalitat acordó dar un anticipo de 35 millones de euros a una empresa de Parellada, Basic Devices, que se presentaba como intermediaria para el mercado chino.

Según ha podido averiguar THE OBJECTIVE, esta operación se realizó pocos días después de que el Ministerio de Sanidad enviara la orden a aduanas de confiscar las importaciones de aquellos empresarios que, por iniciativa propia, adquirieran material antipandémico en un momento en el que escaseaba en los hospitales de todo el país.

Una operación bajo sospecha

Como informó THE OBJECTIVE, la transacción del Govern estuvo bajo la lupa de la Oficina Antifraude de Cataluña, un ente independiente del Ejecutivo autonómico, por considerar que no tenía «cobertura legal» y que se realizó sin justificar la urgencia. El montante logrado por Parellada en apenas tres semanas fue superior a los 5,6 millones ganados por Luis Medina por su mediación en la presunta venta irregular de mascarillas, guantes y pruebas diagnósticas al Ayuntamiento de Madrid en abril del 2020.

«No hay ninguna novedad», ha insistido Plaja, que ha insistido en que la compra de mascarillas se hizo «en una situación crítica de país, adaptándose a los marcos legales vigentes».

La portavoz ha señalado que «quien debía investigarlo lo hizo», destacando que tanto la Sindicatura de Cuentas como la Oficina Antifraude «hicieron todas las pesquisas e investigaciones correspondientes, y se determinó que se había hecho lo que tocaba. Nada más a añadir al respecto», ha sentenciado.

En la sesión de control al presidente de la Generalitat el pasado 29 de junio, Aragonès ya defendió la legalidad de los contratos de compra de mascarillas, en un contexto de máxima «escasez» de material sanitario, y aseguró: «Lo volveríamos a hacer».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D