The Objective
Publicidad
Sociedad

La DGT obligará a llevar este sistema inteligente de velocidad a partir de julio

El ISA tiene como objetivo limitar la velocidad de los automóviles y evitar los accidentes mortales de tráfico

La DGT obligará a llevar este sistema inteligente de velocidad a partir de julio

El dispositivo será obligatorio a partir de julio | Ricardo Rubio

El Sistema de Velocidad Inteligente (ISA) será obligatorio en todos los vehículos nuevos homologados a partir del mes de julio de 2022 y todos los coches nuevos vendidos a partir de 2024. Esta implantación viene marcada por la Dirección General de Tráfico (DGT) y se enmarca dentro de la nueva modificación de la normativa de la Unión Europea para que los países miembros se adapten a nuevos sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS).

Estos ADAS, por sus siglas en inglés, son: Sistema de Velocidad Inteligente (ISA), Cámara trasera con Detección de Tráfico Cruzado, Alerta de Cambio Involuntario de Carril (LDW), Detector de Fatiga y Somnolencia, Sistema de Frenada de Emergencia BAS y EBA, Caja Negra (EDR), Alerta de Cinturón en las plazas traseras, Sistema de Detección de Señales, Control de Crucero Adaptativo y Bloqueo del Vehículo.

La tecnología del ISA transmite información e interactúa con el vehículo para ayudar a los conductores a controlar los límites de velocidad. Con la implementación de este dispositivo, la DGT busca reducir los accidentes de tráfico causados por conducción temeraria o exceso de velocidad, las cuales son unas de las principales causas de mortalidad en España.

Además, otro de los objetivos que se persigue con esta medida es el de combatir el cambio climático y ayudar a reducir la mala calidad del aire. Algunas marcas y modelos de coche ya incorporan este sistema desde hace un tiempo ya que Euro NCAP otorgaba puntos extra a los vehículos que incluyeran el ISA.

Características del Sistema de Velocidad Inteligente (ISA) que exigirá la DGT

EL ISA forma parte del plan diseñado por el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte para poder regular la velocidad y adaptarla a los límites a través de la tecnología. Este sistema reconoce las señales de límite de velocidad de las vías por las que circula el coche y, cuando identifica la velocidad límite, se conecta con el Control de Crucero Adaptativo mediante un software.

Si se llega al límite de velocidad, emite un mensaje informativo en forma de señal óptica, háptica o audible. El cuadro de información siempre refleja la velocidad permitida, y no permite superarla ya que actúa en el funcionamiento del motor o en el acelarador gracias al software instalado.

Si se llega a sobrepasar esta velocidad, avisa al conductor e interactúa con el vehículo para limitar automáticamente la velocidad. En esto es en lo que se diferencia con el limitador de velocidad, ya que en este se fija el límite de velocidad para que emita un aviso y en ocasiones actúe sobre la centralita del motor.

Información que recibe el conductor

El ISA adapta de forma automática la velocidad del vehículo a la máxima establecida por la DGT
El ISA adapta de forma automática la velocidad del vehículo a la máxima establecida. Foto: unsplash

Las cámaras, radares y el GPS, combinado con un mapa digital, son las fuentes de las cuales el ISA recopila información. Cuando detecta el límite de velocidad a través del sistema de reconocimiento se lo comunica al conductor a través de la instrumentación, de forma gráfica.

El ISA no emite un aviso, como el limitador, sino que directamente se adapta al límite establecido en cada uno de los tramos de la vía, impidiendo que el conductor lo supere. De esta forma, desde la DGT se intenta poner freno a los accidentes debidos al exceso de velocidad gracias a una tecnología que ayudará a los conductores a no sobrepasar los límites establecidos en cada tramo.

Es decir, el dispositivo adapta de forma automática la velocidad del vehículo a la máxima establecida, no permitida que el conductor acelere más de lo que está establecido. De esta forma se garantiza que los conductores cumplen con las velocidades máximas, incluso si se despistan en algún momento.

Desconectar el ISA en los coches

Pero el conductor sí que puede desconectar el Sistema de Velocidad Inteligente mientras va conduciendo. Para hacerlo simplemente tendrá que pulsar una tecla o acelerar más fuerte.

No obstante, un estudio realizado por el Parlamento Europeo asegura que el establecimiento de este dispositivo permitirá evitar más de 25.000 muertes y 140.00 heridos graves en los accidentes de tráfico que se produzcan en Europa en los próximos 18 años.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D