The Objective
Publicidad
Sociedad

Arranca 'Corazón de mujer', el proyecto que busca anticiparse a las muertes por infarto

En Europa, cada seis minutos muere una mujer por una patología cardiovascular. Los expertos creen que un 80% de estas muertes se puede prevenir

Arranca ‘Corazón de mujer’, el proyecto que busca anticiparse a las muertes por infarto

Corazón de mujer. | Cedida por Atrevia

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte entre las mujeres, con cifras superiores a las que se dan en hombres. En Europa, cada seis minutos muere una mujer por una patología de este tipo. Por eso, un grupo de expertos, apoyados por varias empresas, ha lanzado en España el movimiento Corazón de mujer, inspirado el americano Go Red for Women, con el objetivo de concienciar sobre esta situación y reducir las muertes por esta causa. 

El proyecto Go Red for Women, creado por la Asociación Americana del Corazón hace casi 20 años, ha conseguido, en unión con otras campañas, la reducción de la mortalidad por patologías cardiovasculares en Estados Unidos del 30%, según los datos que aporta una de sus impulsoras, Malissa Wood, que también ha ayudado a impulsar a su homólogo español. 

Wood, cardióloga y profesora de la Facultad de Medicina de Harvard, asegura que «el 80% de las muertes por estas enfermedades en mujeres son prevenibles», según ha dicho en la presentación del proyecto, a la que ha acudido THE OBJECTIVE, y considera que las armas principales para lograrlo son la comunicación y la formación. 

La comunicación, para que la población sepa que las mujeres también sufren ataques al corazón, incluso más que los hombres, y sepan detectar los síntomas, los signos de alarma y los factores de riesgo específicos de cada género.  

Según las últimas encuestas, citadas por la experta, el 55% de las mujeres no conoce los factores de riesgo que les afectan directamente. «Está socialmente aceptado hablar del cáncer de mama, pero no de las enfermedades cardiovasculares, quizá porque da miedo», dice Wood, que insiste en que «la comunicación es crucial». 

La educación, para que los médicos y personal sanitario que deben atenderlas en los primeros momentos sepan las diferencias entre hombres y mujeres en lo que a enfermedades cardiovasculares respecta, así como en los tratamientos, y puedan actuar de manera rápida y eficaz. «Los médicos no están formados para conocer las diferencias», lamenta Wood. 

Mayor mortalidad en las mujeres 

Las patologías cardíacas son la principal causa de muerte entre las mujeres, mucho más que el cáncer en general, y hasta 10 veces más del cáncer del que quizás más se informa, el de mama. 

En cifras, estas enfermedades fueron las responsables del 26,3% de las muertes en todo el mundo en 2020, frente al 18,6% que representó el cáncer. En España, ese mismo año hubo 264,7 muertes por cada 100.000 habitantes entre mujeres, una cifra inferior entre los hombres, con 241,1 muertes por cada 100.000 habitantes. 

Además de que afectan más a las mujeres, los riesgos para estas suelen ser también mayores, debido en parte a la llegada más tardía al hospital, y la mortalidad asociada a un mayor infarto es hasta un 20% mayor que en los hombres.

«Existe una baja percepción del riesgo», dice Leticia Fernández-Friera, directora de la Unidad de Cardio-Mujer de Atria Clinic, directora de la Unidad de Imagen Cardíaca en HM Hospitales y una de las principales impulsoras de este proyecto. «Se creía que el infarto era cosa de hombres», añade, y por eso insiste también en la importancia de dar a conocer esta situación. 

Distintos síntomas y factores de riesgo 

Lo más importante, consideran las dos expertas, es que tanto pacientes como médicos desconocen en muchas ocasiones los diferentes síntomas que muestran estas enfermedades en hombres y mujeres, además de los factores de riesgo diferenciados por géneros. 

«Se conocen poco sus síntomas referenciales, además del típico dolor en el brazo y el pecho, como son el dolor en la mandíbula, el decaimiento, las molestias en la espalda, la dificultad para respirar», explica Fernández-Friera. 

En cuanto a los factores de riesgo, apunta que además de los clásicos, como el tabaquismo, la obesidad o la hipertensión, hay algunos que afectan específicamente a mujeres y a los que se suele prestar menos atención, como son la hipertensión en el embarazo, la diabetes gestacional y la menopausia precoz

A todo esto se suma la baja cantidad de mujeres que participan en los ensayos clínicos, menos de un 40% de media a nivel mundial, algo que la cardióloga estadounidense considera «inaceptable». Así, la investigación de los tratamientos está más centrada en la anatomía del hombre, lo que lleva a que en muchas ocasiones los medicamentos y terapias no se ajusten a las necesidades de las mujeres. 

Unidades especializadas y tecnología adaptada 

Más allá de la comunicación y la concienciación, los impulsores del proyecto consideran que es importante la creación de unidades especializadas, como la de Atria Clinic, de la que ha surgido Corazón de mujer, «capaces de identificar, diagnosticar, tratar y prevenir las enfermedades cardiovasculares que afectan al sexo femenino», a la vez que «contribuyen a la investigación y desarrollan nuevas herramientas y tratamientos para mejorar el diagnóstico». 

Este último punto está relacionado con otra de las necesidades para prevenir estas muertes, que es la adaptación de la tecnología a la anatomía femenina. «La tecnología que hay disponible hoy en día debe adaptarse a las mujeres», dice Wood. Objetivos que esperan conseguir con el proyecto Corazón de mujer, en el que participan, además de Atria Clinic, Organon, la Colección Solo, la Clínica Dr. Durántez, Movistar Riders, 6 Forest y Solán de Cabras.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D