Un juez investiga a dos agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1-O

Mundo ethos

Un juez investiga a dos agentes de la Policía Nacional por las cargas del 1-O
Foto: Manu Fernandez

El juez de Barcelona que investiga las cargas policiales del 1 de octubre ha acordado imputar a un subinspector y a un agente de la Policía Nacional por su actuación el día de la celebración del referéndum ilegal del 1-O. Además, ha citado como testigo al coordinador de la operación policial, Diego Pérez de los Cobos, informa EFE.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona ha admitido a trámite la querella interpuesta por el colectivo Iridia, que identificó a un subinspector y un agente que supuestamente lesionaron a tres personas en la Escola Mediterrània de Barcelona.

Aunque el juez ha acordado la declaración como investigados de los dos policías, la citación formal, así como la de Diego Pérez de los Cobos, queda a la espera del resultado de las diligencias que se han encargado, entre las que se encuentran las declaraciones de los querellantes y de las víctimas de la supuesta agresión.

Además, requiere a la Policía Nacional que aporte al juzgado una copia de las comunicaciones entre el centro de mando del operativo del 1-O y los mandos de los diferentes operativos sobre el terreno.

La querella, que se suma a las más de 200 denuncias presentadas por los lesionados durante las cargas del día del referéndum, acusa a los dos agentes de delitos contra la integridad moral y de lesiones con uso de instrumento peligroso, con el agravante de abuso de superioridad.

El abogado Andrés G. Berrio, miembro del colectivo Iridia, ha señalado que la decisión del juez es “positiva” ya que da “un paso adelante” contra la “impunidad” policial del 1-O y permite avanzar hacia la “reparación” de lo ocurrido aquel día.

En el marco de una causa abierta por las cargas policiales del 1 de octubre, el juez todavía debe resolver la petición de la organización Alerta Solidaria para que cite como investigado a otro subinspector de la Policía Nacional por las heridas de la mano de la joven que denunció tocamientos por parte de policías en el CEIP Palau Claris de Barcelona.

La semana pasada, el Ayuntamiento de Barcelona decidió presentarse como acusación popular en todos los causas acumuladas por este juzgado en relación a la actuación policial del 1 de octubre.