The Objective
Publicidad
Economía

BBVA despliega 40 iniciativas para levantar el ánimo de sus trabajadores tras los despidos

La entidad pone el foco de las medidas sobre la plantilla de la red de sucursales, que había visto diezmadas sus condiciones después del ERE

BBVA despliega 40 iniciativas para levantar el ánimo de sus trabajadores tras los despidos

El presidente de BBVA, Carlos Torres. | BBVA

BBVA ha desplegado en los últimos meses 40 iniciativas con el fin de levantar el ánimo de los trabajadores, que estaban hartos tras el despido masivo de 2021 y otras tantas salidas ordinarias. La entidad lanzó un plan la pasada primavera para analizar la situación y pasar a la acción con el fin de mejorar el estado de su plantilla. Tras el estudio, empezó a poner en marcha diferentes medidas.

El grupo presidido por Carlos Torres, según ha podido saber THE OBJECTIVE, ha ido paulatinamente ejecutando esos cuarenta proyectos, que están empezando a cuajar y a mermar el desapego de los empleados. El foco de las acciones ha estado centrado, sobre todo, en la red comercial, que es la que más había visto diezmadas sus condiciones y clima laboral como consecuencia del ERE para casi 3.000 personas.

Entre las medidas materializadas el año pasado por BBVA, destacan la renovación de los equipos informáticos, sustituyendo terminales por máquinas portátiles; la actualización de los cajeros automáticos en las sucursales con el fin de reducir las incidencias técnicas; la mejora en los procesos de reclamaciones de los clientes para elevar la eficiencia y agilizar las resoluciones; y la incorporación de 300 gestores comerciales para atender al colectivo de mayores. Estas contrataciones, eso sí, se produjeron tras la campaña promovida por un jubilado contra todos los bancos por el trato dado a los clientes de mayor edad.

De igual manera, BBBA ha implantado una nueva política de movilidad geográfica para diferentes centros de trabajo; ha promovido acciones para acercar el mundo del talento y la cultura corporativa a los empleados con el propósito de que se beneficien de catálogo de servicios, entre el desarrollo profesional; y ha impartido talleres para el fomento de competencias de liderazgo entre su personal.

Mejoras en formación y salarios en BBVA

En cuanto a la formación, BBVA también ha dedicado una parte de las actuaciones. Así, ha creado un portal específico en España para ello y ha impulsado fijar los jueves por la tarde para dicha materia. De igual modo, el banco ha lanzado programas para unir los servicios centrales a la red de oficinas, como por ejemplo, uno denominado anfitriones, por el que los empleados son promotores de productos en su entorno.

Y ya por último, en materia salarial BBVA ha aprovechado el pacto sectorial de incremento de un 4,5% del salario a la plantilla para acometer otro tipo de mejoras. Así, ademas de garantizar un aumento retributivo mínimo para todos, de como poco 1.000 euros; ha subido la aportación a los planes de pensiones de los trabajadores y ha abierto la posibilidad de que puedan cambiar sus hipotecas variables a tipos fijos en plena escalada del euríbor.

Hay que tener en cuenta que no todas las entidades van a elevar el sueldo a todos los trabajadores, ya que se pueden acoger a la cláusula de absorción de la subida por otros complementos. El Santander ha decidido aplicar dicha condicionante, lo que está llevando a los sindicatos a convocar protestas para que cambie de postura y siga los pasos de BBVA, el Sabadell o Bankinter. Con ello, el 60% de su plantilla no verá un alza de su remuneración.

El plan de mejora del clima laboral desplegado por el grupo que preside Torres se inició en marzo pasado, con la contratación de varias consultoras independientes. Estas tenían que identificar los problemas que habían llevado a un deterioro del ánimo del personal y posteriormente sugerir ideas.

BBVA lanzó este proyecto en pleno hartazgo de los empleados del conjunto del sector, una vez ejecutados tanto la inmensa mayoría del ajuste para 19.000 trabajadores como el cierre de más de 4.000 sucursales. Las quejas, pese a determinadas decisiones adoptadas, continúan en diferentes bancos. La reivindicación más extendida es el alza salarial ante la escalada de la inflación que se está llevando a cabo tanto en el Santander como las antiguas cajas de ahorros (Caixabank, Unicaja, etc), que se niegan por ahora a negociar en el seno de la CECA un aumento retributivo.

El banco azul se encuentra en esos momentos en una etapa relativamente cómoda, ya que los beneficios acompañan y en Turquía, su verdadero quebradero de cabeza, los problemas son menores de los previstos. Tanto es así, que la cotización de la filial otomana de BBVA, Garanti, se ha disparado en los últimos meses.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D