Publicidad

#Cataluña

Publicidad
Lo Más
Reciente
El sector del comercio pierde 1.800 millones de euros al año por los hurtos multirreincidentes de mafias organizadas y ladrones recurrentes, según un informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). No se trata del llamado hurto famélico, por situaciones de necesidad, sino en gran mayoría de las ocasiones del cometido por bandas organizadas o delincuentes habituales que posteriormente proceden a la venta de los productos robados en mercadillos o puntos señalados de la ciudad.

A esa cifra de pérdidas que registra el comercio por este tipo de hurtos hay que añadir la factura que supone para las Administraciones Públicas, de 300 millones, ocasionada por juicios que no se celebran, o notificaciones que no llegan a su destinatario, entre otras disfunciones que tiran de recursos del sector público y la Administración de Justicia, explica el director de Digitalización y Comercio de CEOE, César Maurín, a THE OBJECTIVE.
El sector del comercio pierde 1.800 millones de euros al año por los hurtos multirreincidentes de mafias organizadas y ladrones recurrentes, según un informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). No se trata del llamado hurto famélico, por situaciones de necesidad, sino en gran mayoría de las ocasiones del cometido por bandas organizadas o delincuentes habituales que posteriormente proceden a la venta de los productos robados en mercadillos o puntos señalados de la ciudad.

A esa cifra de pérdidas que registra el comercio por este tipo de hurtos hay que añadir la factura que supone para las Administraciones Públicas, de 300 millones, ocasionada por juicios que no se celebran, o notificaciones que no llegan a su destinatario, entre otras disfunciones que tiran de recursos del sector público y la Administración de Justicia, explica el director de Digitalización y Comercio de CEOE, César Maurín, a THE OBJECTIVE.
El sector del comercio pierde 1.800 millones de euros al año por los hurtos multirreincidentes de mafias organizadas y ladrones recurrentes, según un informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). No se trata del llamado hurto famélico, por situaciones de necesidad, sino en gran mayoría de las ocasiones del cometido por bandas organizadas o delincuentes habituales que posteriormente proceden a la venta de los productos robados en mercadillos o puntos señalados de la ciudad. A esa cifra de pérdidas que registra el comercio por este tipo de hurtos hay que añadir la factura que supone para las Administraciones Públicas, de 300 millones, ocasionada por juicios que no se celebran, o notificaciones que no llegan a su destinatario, entre otras disfunciones que tiran de recursos del sector público y la Administración de Justicia, explica el director de Digitalización y Comercio de CEOE, César Maurín, a THE OBJECTIVE.
La investigación del 'Catalangate' realizada por Citizenlab, el laboratorio de la Universidad de Toronto, sobre el presunto caso de espionaje a dirigentes y activistas independentistas a través del software Pegasus ha suscitado las críticas de académicos de reconocido prestigio, así como de los liberales europeos, por la metodología empleada y las implicaciones éticas que podría tener condicionar el estudio social a las demandas de empresas como Apple o Facebook.

En noviembre de 2021, Apple informó de la aprobación de 10 millones de dólares en financiación a «las organizaciones que realizan investigaciones y defensa de la vigilancia cibernética» como Citizenlab y Amnesty Tech. En la nota de prensa, Apple felicitaba a estos dos laboratorios «por su innovador trabajo para identificar abusos de cibervigilancia y ayuda a proteger a las víctimas».
La investigación del 'Catalangate' realizada por Citizenlab, el laboratorio de la Universidad de Toronto, sobre el presunto caso de espionaje a dirigentes y activistas independentistas a través del software Pegasus ha suscitado las críticas de académicos de reconocido prestigio, así como de los liberales europeos, por la metodología empleada y las implicaciones éticas que podría tener condicionar el estudio social a las demandas de empresas como Apple o Facebook.

En noviembre de 2021, Apple informó de la aprobación de 10 millones de dólares en financiación a «las organizaciones que realizan investigaciones y defensa de la vigilancia cibernética» como Citizenlab y Amnesty Tech. En la nota de prensa, Apple felicitaba a estos dos laboratorios «por su innovador trabajo para identificar abusos de cibervigilancia y ayuda a proteger a las víctimas».
La investigación del 'Catalangate' realizada por Citizenlab, el laboratorio de la Universidad de Toronto, sobre el presunto caso de espionaje a dirigentes y activistas independentistas a través del software Pegasus ha suscitado las críticas de académicos de reconocido prestigio, así como de los liberales europeos, por la metodología empleada y las implicaciones éticas que podría tener condicionar el estudio social a las demandas de empresas como Apple o Facebook. En noviembre de 2021, Apple informó de la aprobación de 10 millones de dólares en financiación a «las organizaciones que realizan investigaciones y defensa de la vigilancia cibernética» como Citizenlab y Amnesty Tech. En la nota de prensa, Apple felicitaba a estos dos laboratorios «por su innovador trabajo para identificar abusos de cibervigilancia y ayuda a proteger a las víctimas».
Publicidad
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D